YA HAY FECHA PARA LOS NUEVOS RENOIR (DESDE AHORA, LOS CINECIUTAT)

El viernes 13 de julio comenzarán las proyecciones de los CineCiutat, las salas de cine de autor nacidos de una iniciativa ciudadana tras el cierre de los Renoir. De hecho, las nuevas salas son las de los fallecidos Renoir, en s’Escorxador. ¿Lo de abrir un viernes 13 es un homenaje al cine de terror? Esperemos que no sea un presagio.

Según ha informado Xarxa Cinema, la asociación que impulsa los CineCiutat, ya cuentan con la licencia de exhibidor cinematográfico que estaban licitando con el Ministerio de Cultura y sólo queda ultimar los acuerdos con las distribuidoras y concretar la programación del nuevo CineCiutat.

A través de un comunicado a sus socios, la junta directiva de la asociación informa que habrá fiesta de inauguración los próximos 13 y 14 de julio. El viernes 13, a las 20.00 horas, se proyectarán las primeras películas, que serán todas en versión original, una de las bases de este proyecto ciudadano tras el cierre de las únicas salas íntegramente en versión original que había en Palma

“EL PERFECTO DESCONOCIDO”, ENTRE LAS FAVORITAS DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE PALM SPRINGS (USA)

20120121-073437.jpgTras su participación en la sección World Cinema del Festival Internacional de Cine de Palm Springs (California, USA), la película El perfecto desconocido, dirigida por Toni Bestard e interpretada por el actor irlandés Colm Meaney y los españoles Ana Wagener, Carlos Santos, Natalia Rodríguez y Guiem Juaneda, ha conseguido hacerse un hueco en la Final List del festival, siendo una de las favoritas del público.

La película tuvo una proyección adicional el pasado dia 16 de Enero, dentro de la sección “Best of the fest” (lo mejor del festival), donde se proyectan las películas ganadoras y las favoritas del público, entre las que se encontraba El perfecto desconocido.

El estreno de la película en España está previsto para el día 23 de Marzo de 2012.

El perfecto desconocido, de Toni Bestard, competirá en la Seminci de Valladolid

La nueva hornada de cineastas mallorquines funciona. Tras los éxitos de Daniel Monzón, Rafa Cortés y Marcos Cabotá, ahora le llega el turno a Toni Bestard. Tras su consolidación en el terreno del cortometraje, con el que ha sido nominado en dos ocasiones al Goya (por Equipajes y El anónimo Caronte) ahora da el salto al largo y por la puerta grande: con Colm Meaney (DublinesesCafé Irlandés) como protagonista y con la confirmación de que la película competirá en la Sección oficial de la Seminci 2011. La Semana Internacional de Cine de Valladolid ya tiene cerradas las fechas: será del 22 al 29 de octubre y acogerá la proyección de diez películas españolas, entre ellas la opera prima de Paula Ortiz -titulada De tu ventana a la míay que cuenta con las actuaciones de Maribel Verdú y Leticia Dolera-, Estela/Buscando finales felices de Nicolás Gil Lavedra y Medianeras de Gustavo Taretto.

Colm Meaney y Toni Bestard durante el rodaje

El perfecto desconocido ha sido rodada en Mallorca y está producida por Optim TV, IB3 y Singular Audiovisual. La trama es la siguiente: un extranjero llamado Marco (Colm Meaney) aparece en un pequeño pueblo mallorquín. Marco ocupa provisionalmente un vetusto comercio situado en la plaza de la villa. Un espacio sucio y abandonado en el que intentará pasar desapercibido. Pero cuando algunos vecinos descubren que alguien ha ocupado el viejo local, ello tendrá consecuencias asombrosamente vivificantes dentro de una comunidad que ve en la tienda la última oportunidad de salvar a un pueblo que envejece inexorablemente tras la pérdida de su natalidad. Aunque la realidad es bien distinta. Marco ha llegado al pueblo con la intención de buscar respuestas sobre un hecho acontecido en el pasado que ha quedado perpetuado a través de una vieja fotografía Polaroid.

Y por fin llegó el Señor Lobo y nos habló de sus pelis

Harvey Keitel quiso pasear por Palma tras la audiencia en el Consell de Mallorca

Una hora y media de homenaje, noventa minutos de preguntas procedentes del público y del periodista Matías Vallés, y durante ese rato Harvey Keitel habló de cómo era rodar con Scorsese, con Tarantino, describió sus inicios en el cine, su experiencia fallida con Kubrick en Eyes Wide Shut (que ventiló con un respetuoso: “no hablo de los que no están con nosotros”)… Incluso contó qué siente al abrazar a hombres tristes (una desconcertante pregunta que le hizo Vallés a raíz de los abrazos a Tim Roth en Reservoir Dogs y a William Hurt en Smoke). Y sin embargo, nadie le preguntó en todo ese rato por el motivo que ha llevado a Keitel a Mallorca: el rodaje de una película a las órdenes de su esposa, Daphne Kastner, en la que participará su hijo de siete años, Rome. Un largometraje que, como avanzamos ayer, producirá Martin Scorsese, que se comenzará a rodar en 2012 y que Kastner ha puesto título eventual: esta mañana ha dicho que le gustaría que se titulara Mallorca. Esperemos que el golpe que se ha dado la actriz y directora en unas rocas de la costa mallorquina y que le ha impedido asistir al homenaje no le haga cambiar de idea.


Lo cierto es que el actor había hablado sobradamente de su proyecto por la mañana, en un encuentro con la prensa y que los actos de homenaje que la Mallorca Film Commission (MFC) han dedicado al actor han satisfecho sobradamente a los asistentes. Keitel, que acababa de visitar el Consell de Mallorca, recibido por la presidenta insular María Salom, y de recorrer el centro de Palma por interés de él mismo, llegaba esta tarde relajado a la sede de la Fundació La Caixa. Un estado que ha durado poco tras el bombardeo de preguntas que le ha proferido Vallés.

El actor, en un momento de su discurso ante la presidenta mallorquina, María Salom

Sin duda, la advertencia inicial del periodista -“no vamos a chuparnos las pollas”, clara referencia a la famosa frase del Señor Lobo al que encarnó Keitel en Pulp Fiction- iba en serio. A continuación, éste le ha preguntado qué sintió cuándo leyó esta frase por primera vez o la de “tengo la polla de Madonna en mi oído derecho, perteneciente al célebre diálogo inicial de Reservoir Dogs. “¿Sintió que Tarantino era un genio?” “Pues no sé…” -le respondía el actor- “pensé que era alguien con talento”.

Keitel no se sentía cómodo durante el interrogatorio inicial. Aunque ha ido encontrando su sitio al descubrir lo bien informado que estaba el periodista, lo mucho que conocía su trayectoria y, sobre todo, al exigirle una tregua: “deje de hacerme preguntas tan rápidas, no me permite responder”.

Distinto ha sido el segundo round, con el público. Han habido las habituales incursiones de fans nerviosos, algunos de ellos estudiantes de cine, que han dado paso a un diálogo fluido entre los asistentes y el actor. La velada se ha saldado con momentos emotivos, como cuando Keitel ha dedicado un consejo a un estudiante de arte dramático que le confesaba no encontrar trabajo: “cuando te encuentres bajo de moral, piensa que esos momentos son los que luego te servirán para actuar. Tienes que levantarte cada día y trabajar con ánimo”.

Keitel junto al periodista Matías Vallés

Ha hablado de Theo Angelopoulos, quien le dirigió en La mirada de Ulises, como un genio, alguien con un carácter muy distinto al de Scorsese, su director fetiche. Curiosamente, tratándose de uno de los actuales presidentes del Actors Studio, la escuela del método, ha dicho no tener ningún método a la hora de actuar más allá de sentir el papel. Confiesa que se rueda tan bien en Europa como en Estados Unidos, pese a las evidentes diferencias y en el capítulo de listas ha citado entre sus preferidos a Elia Kazan, Edward G. Robinson, Paul Muni, James Dean y Marlon Brando, entre otros. De este último, ha contado una de las anécdotas más divertidas de la jornada: en el rodaje de Reflejos en un ojo dorado, protagonizada por Brando y con Keitel haciendo de extra, ambos actores coincidieron en un plano. Había muchísimos extras haciendo de soldado, pero a Keitel -que casualmente fue marine antes que actor- le tocó estar al lado del entonces mítico actor. Cuando fue a ver la película con sus amigos, Keitel les dijo: “ahora llega la escena en la que comparto plano con Brando”. Y cuál fue su sorpresa al descubrir que, “en esa escena, el director había optado por un primerísimo plano de Marlon”.

Harvey Keitel con una representación de cineastas mallorquines y con el presidente de la MFC, Pedro Barbadillo

Tras la charla con el público, se ha proyectado El Celo, que Keitel rodó a las órdenes de Antoni Aloy, también presente en el acto. Mañana sábado proseguirán las proyecciones con Malas Calles, la película con la que Scorsese puso las bases de su propio cine. Los actos de homenaje de la MFC se prolongarán a lo largo de la próxima semana.