YA HAY FECHA PARA LOS NUEVOS RENOIR (DESDE AHORA, LOS CINECIUTAT)

El viernes 13 de julio comenzarán las proyecciones de los CineCiutat, las salas de cine de autor nacidos de una iniciativa ciudadana tras el cierre de los Renoir. De hecho, las nuevas salas son las de los fallecidos Renoir, en s’Escorxador. ¿Lo de abrir un viernes 13 es un homenaje al cine de terror? Esperemos que no sea un presagio.

Según ha informado Xarxa Cinema, la asociación que impulsa los CineCiutat, ya cuentan con la licencia de exhibidor cinematográfico que estaban licitando con el Ministerio de Cultura y sólo queda ultimar los acuerdos con las distribuidoras y concretar la programación del nuevo CineCiutat.

A través de un comunicado a sus socios, la junta directiva de la asociación informa que habrá fiesta de inauguración los próximos 13 y 14 de julio. El viernes 13, a las 20.00 horas, se proyectarán las primeras películas, que serán todas en versión original, una de las bases de este proyecto ciudadano tras el cierre de las únicas salas íntegramente en versión original que había en Palma

Anuncios

Un grupo de ciudadanos se plantea gestionar las salas que Renoir cerrará en Palma


Su lema es “Salvem els Renoir” y están animados por la concentración que, promovida por las redes sociales, tuvo lugar el domingo 6 de mayo para agradecer los 15 años de cine en versión original que han programado los Renoir en Palma. Un tipo de cine que desaparecerá de Mallorca cuando, mañana martes, 8 de mayo, cierren las únicas salas que lo proyectaban, a causa de las pérdidas que, según Renoir, acumulaban desde hacía 8 años.

Este grupo de ciudadanos, congregado espontáneamente, ha podido saber que las salas ubicadas en el recinto de s’Escorxador pertenecen a Mercasa, la empresa pública que gestiona los mercados de abastos en España, y que ésta se plantea rebajar el precio del alquiler ante una eventual futura gestión. Sería una buena noticia, aunque el reto es grande: están los trabajadores (que serán despedidos el próximo 24 de mayo), el alquiler de las salas, conseguir entrar en la red de distribución de películas y la maquinaria que, tarde o temprano, debería ajustarse al sistema digital que, según parece, es el que se acabará imponiendo. Vale la pena intentarlo, sin duda, para poder ver en Mallorca las películas como deben verse: de la manera como el director la concibió, con la voz de sus intérpretes y los diálogos originales.

Si queréis colaborar en la causa, el correo electrónico de este colectivo es: salvemelsrenoir@gmail.com.